Otra forma de mirar el trabajo

Encuentro en Valencia el próximo 28 de Mayo

Un grupo de amigos de Valencia, que han visto una serie de preocupaciones comunes sobre el trabajo, han organizado este encuentro en el que se plantean preguntas fundamentales de su dia a dia laboral. Esta es la introducción al encuentro:

– Muchas veces nos descubrimos deseando que llegue el viernes para poder desconectar del trabajo, y es como si la vida empezara a partir de entonces…
– Otras veces, no soportamos la presencia de un jefe, hasta el punto de molestarnos su manera de caminar. 
– A veces tenemos que entregarnos al trabajo hasta tal punto que esa “entrega” nos dificulta encontrarnos con nuestras familias, o si lo hacemos, estamos tan exhaustos que lo que queda de nosotros es un reducto de lo que realmente somos, y nos justificamos porque necesitamos ofrecer a nuestra familia “lo mejor”. 
– En ocasiones caemos en la trampa de reducirnos a lo que somos capaces de conseguir, y mi criterio sobre quiénes somos, se limita a los logros profesionales, aunque nuestra experiencia no tenga nada que ver con ello.
– También nos sucede que tenemos que pelearnos día a día con la mediocridad, los criterios políticos que solo buscan la satisfacción de los intereses particulares, olvidando el bien de la empresa, y la falta de compañerismo, y nos sentimos desvalidos, sin saber muy bien qué es esto del bien común, y cómo construir algo medianamente sólido que nos permita sobrevivir y no morir en el intento. 

Con todo esto dando vueltas a nuestro alrededor, aparece en nuestro camino la Compañía de las Obras, y dejándonos guiar por una intuición que identificamos claramente como positiva, decidimos secundar aquello que se nos presenta y empezamos a movernos. Desde la Cdo nos hablan de un encuentro con Bernhard Scholz, y descubrimos una novedad en la forma de mirar el trabajo. Escuchamos criterios que nos permiten enjuiciar nuestra experiencia profesional de una forma más completa, más verdadera y sobre todo, más humana. 

Y a la vista de esta experiencia, caemos en la cuenta de la necesidad de una compañía. ¿Para qué? Para ser ayudados a poner encima de la mesa criterios que nos ayuden a poder mirar el trabajo de esta forma. Buscando una correspondencia del trabajo con las exigencias de nuestro corazón.  Pero esto da por supuesto una premisa, que creemos que no hay que dar por descontado, y que nos pone frente a una pregunta que nos provoca: ¿Es posible mirar el trabajo así?

Dónde: Valencia Club Cocina, Plaza S. Felipe Neri 6. Valencia
Cuándo: 28 de Mayo 2019, a las 20h.
Colabora: Valencia Club Cocina