“Empresa, persona y responsabilidad en François Michelin” en EncuentroMadrid

EncuentroMadrid da el pistoletazo de salida a su XII edición con la presentación de la exposición “Empresa, persona y responsabilidad en François Michelin”. Domingo San Felipe, Presidente de la Cámara de Comercio Franco-Española de Comercio e Industria, Luis Rubalcaba, Catedrático de Economía Aplicada de la UAH y Bernhard Scholz, Presidente de la Asociación Compañía de las Obras comparecen, en el acto inaugural de EncuentroMadrid, centrado en la concepción de la empresa, el trabajo y la persona del conocido fabricante de neumáticos francés.

IMG_3676 (1)Nada es posible sin las personas. Con esta afirmación ha comenzado EncuentroMadrid en el acto que ha inaugurado la exposición “Empresa, persona y responsabilidad en François Michelin”, que pretende mostrar cómo este afamado empresario francés ponía a la persona en el centro de la empresa y concebía el trabajo como un servicio. “Él no hablaba de empresa, hablaba de casa, y esta idea de construcción de la comunidad es lo que le hace original”, exponía Luis Rubalcaba, quien también insistía en que “para sostener a España y al mundo, es necesario obedecer a la realidad partiendo de las personas que se tienen delante”, pues para Michelin “todas las personas tienen un diamante dentro y el trabajo es sacar ese diamante a relucir”. El mismo ponente parafraseaba al creador de la renombrada marca de neumáticos indicando que “el sabio es aquél que sabe decir que no sabe y, con eso, construye”.

En su intervención, Domingo San Felipe destacaba que “lo que define al hombre es la contradicción, por su capacidad de aprender, de equivocarse y de maravillarse”, y que “el centro de la empresa, después del cliente, es el empleado”, pues “al empleado que se le da la capacidad de expresarse y de proponer, se le está dando el mejor arma para hacer progresar la empresa”. Más tarde afirmaría que “el trabajo es una posición de la persona y del colectivo”, que es mejor si se “hace por amor”.

IMG_3612Por su parte, Bernhard Scholz ha aseverado que poner en el centro a la persona significa “poner en el centro el deseo de la persona de crear un bien”, dándole valor “no como ejecutor, sino como colaborador”. Sobre los conflictos internos en la empresa, ha indicado que el mejor modo de trabajar con otros es “encontrar el punto de vista que sea más útil para el bien que se busca, insistiendo en la razonabilidad de una determinada posición”. Scholz ha afirmado que el fin de la empresa “no es crear beneficios, sino servir al cliente”, antes de concluir resaltando la figura de Michelin, de quien ha destacado que “es fascinante porque dialogaba mucho con el empleado y todas sus teorías nacían de una confrontación directa con la realidad”.

En este acto inaugural se ha podido vislumbrar que el nuevo inicio al que hace referencia el lema de EncuentroMadrid tiene un punto de partida inconfundible: la persona.

*Nota de prensa redactada por EncuentroMadrid